Nuevas formas de aprender: Estrategias Learning & Development
icon

Nuevas formas de aprendizaje: Impulsando estrategias Learning&Development

Corporate
Health & wellbeing
Innovación Organizativa
Tecnología
UtopicSCHOOL

Los tiempos están cambiando en los diferentes ámbitos de la vida, también en el aprendizaje y el desarrollo del talento. Las nuevas formas de aprender han llegado para quedarse, por ello, es necesario adaptar tanto las organizaciones como los profesionales que trabajan en ellas para que prosperen y continúen creciendo. 


De este modo, es vital que las compañías sean conscientes de la transformación del aprendizaje en el entorno empresarial y la necesidad de los profesionales de aprender de una manera efectiva y rápida.


Cuando hablamos de este cambio en el paradigma es necesario conocer cuáles son las claves que impulsan los cambios en el ámbito del aprendizaje y en el desarrollo de talento. Por eso, queremos compartir los principales factores que las compañías deben tener en cuenta a la hora de definir nuevas estrategias de aprendizaje:

  • Las nuevas formas de trabajar. Nuevos modelos de trabajo, que pasan por la deslocalización del puesto de trabajo, el horario flexible, el uso de las nuevas tecnologías, el trabajo híbrido, etc.
  • La cultura de los millenials. Las nuevas generaciones valoran más las oportunidades de formación y desarrollo, pero también buscan diferentes formas de aprender, dirigiendo ellos mismos la experiencia.
  • Evolución en la tecnología. Nos hace repensar y crear experiencias de aprendizaje que faciliten el proceso, e incorporar las nuevas herramientas tecnológicas para incentivar la participación.
  • Learning & Development (L&D) como área de desarrollo de negocio. El aprendizaje se ha convertido en una práctica que impulsa el crecimiento empresarial, facilita el desarrollo del liderazgo y la innovación, y toma un papel más relevante en el negocio.

Ante este panorama de cambio, explorar y encontrar las mejores formas de crear experiencias de aprendizaje es crucial para que los profesionales avancen y hagan avanzar la empresa. Por eso, hemos recopilado y compartimos las siete nuevas formas de aprender que no pueden faltar en las organizaciones en el momento actual.

Contenido de valor y orientado a objetivos


En una era en la que estamos constantemente conectados y recibiendo información, el aprendizaje debe ser constante, efectivo y debe aportar valor. Ante la sobrecarga de datos, es cada vez más fácil perder el interés, sobre todo si no se orienta a las necesidades del público objetivo. Por ello, el contenido ofrecido se debe seleccionar cuidadosamente y mantenerse relevante en el tiempo.
 
Además, organizar el contenido en módulos más pequeños y distribuidos en un itinerario, facilita una mayor adaptabilidad al ritmo de trabajo de cada participante.
 

El modo Netflix

En los últimos años, el aprendizaje se ha convertido en un bien accesible para todos, la oferta es cada vez mayor y los profesionales están acostumbrados a hacer uso de plataformas en las que tienen todo tipo de opciones, como Netflix o Amazon.


La decisión de qué programa o curso elegir, en muchos casos se basa en la facilidad y flexibilidad del aprendizaje y en las recomendaciones de otros usuarios. Por ello, además del contenido de calidad, la formación debe ser “user-friendly”. Pero, ¿cómo conseguimos esto?

  • Dar opciones y flexibilidad. En experiencias de aprendizaje es importante incluir diferentes metodologías para dar a los profesionales la opción de elegir el cómo y el cuándo aprender.
  • Crear un entorno orgánico de aprendizaje. También es clave ofrecer un ecosistema en el que el aprendizaje esté siempre disponible, a través de medios digitales.

Huir de las rutinas de horario limitado


Los profesionales ya no quieren que el aprendizaje vaya vinculado a un horario limitado, buscan poder elegir ellos mismos diferentes momentos para participar en actividades formativas y tener acceso al aprendizaje también de forma asíncrona. ¿Cómo implementamos esta estrategia?

  • Aprendizaje desde el móvil o la tablet. Tener acceso a vídeos o podcasts desde cualquier lugar en cualquier momento, en el metro o esperando a que sus hijos salgan del colegio, les da la posibilidad a los profesionales de aprender sobre la marcha.
  • Las formaciones que combinan aprendizaje síncrono y asíncrono ayudan a aplicar diferentes metodologías y que todos los participantes puedan acceder al contenido según su disponibilidad.
  • Evitar sobresaturar con información. El aprendizaje unidireccional basado en compartir información, hace que los profesionales pierdan la motivación, por ello es necesario que el aprendizaje sea ágil e interactivo.

Los participantes ahora son consumidores


En un mundo lleno de opciones, los profesionales ya no van a aceptar lo primero que se les ofrezca en materia de formación. Antes de hacerlo, lo que harán será informarse de las opciones disponibles y de los modos de aprendizaje que pueden escoger.


Por eso es importante crear experiencias formativas que sean significativas, atractivas y que lleguen en el momento oportuno. La clave es desarrollar la orientación al cliente, desde la escucha y la empatía. Algunos consejos para conseguirlo son:

  • Realizar un análisis profundo de las necesidades de los usuarios para determinar qué buscan y cuáles son las formas de aprender que prefieren.
  • Hacer un mapeo de las experiencias de aprendizaje, para descubrir qué funciona y qué no.
  • Innovar continuamente para ofrecer siempre algo distinto y mantener la curiosidad.

Aprendizaje en todo el entorno laboral


El aprendizaje debe ser un proceso continuo y debe ser aplicable a la realidad de los profesionales Por ello, en lugar de verlo como un momento y espacio puntual, debe formar parte del entorno laboral.

  • Según el momento de la vida profesional en que se encuentre cada persona, es importante saber qué conocimientos o herramientas puede aplicar en sus retos profesionales.
  • Tener claro en qué contexto y situación organizacional se encuentran los profesionales, para alinear sus objetivos de desarrollo a los de la compañía.

Design Thinking centrado en el alumno


Las experiencias formativas tienen que ser diseñadas teniendo en cuenta la realidad de los profesionales. Para conseguirlo, es vital colocarlos en el centro del entorno de aprendizaje. Así conseguiremos un verdadero engagement en los programas de formación, sobre todo, si están basados en la experiencia.


Este enfoque facilita la creación de una cultura de aprendizaje sostenible, pues los profesionales tendrán más interés en los contenidos formativos que se le ofrecen. Además, aprovechando las nuevas tecnologías, dichas experiencias pueden ser más colaborativas, sociales y atractivas. De hecho, grandes empresas, como Nestlé o Qualcomm, ya han implementado con éxito este enfoque a la hora de diseñar sus experiencias formativas. Precisamente, esta última ha aplicado este enfoque para desarrollar programas de aprendizaje que les ayudan a construir una cultura de espíritu empresarial y creatividad.


Los formadores como facilitadores, curadores y mentores


Antes, los formadores tenían el control de todo lo que sucedía durante el proceso de aprendizaje. Ahora, son los profesionales los que están en el centro del aprendizaje y quieren darle forma a su propio desarrollo. Pero, ¿cómo pueden los facilitadores apoyarles en este viaje?

  • Ser facilitadores de conocimiento relevante y práctico. Deben centrar su acompañamiento en los procesos de aprendizaje y ofrecer conocimientos aplicables, para poner en práctica.
  • Mentores. Deben guiar a los profesionales respondiendo a sus preguntas y dudas y ofreciéndoles su conocimiento para que puedan avanzar.
  • Curadores de contenido. La información existente es infinita. Debe saber filtrarla y dirigir a los profesionales hacia lo más relevante.

¿Qué se puede hacer a la hora de llevar estos modelos de aprendizaje a la práctica? Saber la respuesta a esta pregunta es importante para desarrollar una estrategia de aprendizaje y desarrollo del talento adecuada.

  • Crear un ciclo de la vida de los empleados. Es la mejor manera de apoyarlo de manera continua, desde que se incorpora a la empresa hasta que llega el momento de su jubilación.
  • Promover la cultura del aprendizaje continuo. Fomentando las certificaciones o apoyando la asistencia de los empleados a eventos y formaciones, se muestra un compromiso con el desarrollo de los empleados.
  • Sistemas de gestión de aprendizaje. Permiten realizar un seguimiento del contenido de la formación y del éxito que tiene entre los empleados.
  • Adoptar un programa de aprendizaje mixto. Combinar técnicas tradicionales y digitales, creando un programa integral y completamente adaptable.

En UtopicSchool llevamos más de diez años diseñando experiencias de aprendizaje adaptadas a las nuevas formas de aprender. Por eso, nuestro objetivo es ofrecer programas de formación innovadores que tengan un impacto positivo en la realidad de los profesionales, situándoles en el centro para que puedan ayudar a transformar sus organizaciones.


Si quieres descubrir nuestras experiencias de aprendizaje, haz clic aquí.
 

Contacto

¿Tienes alguna duda sobre las tarifas, ubicación de nuestros espacios o de algún servicio...?

No te preocupes, nuestro equipo te la resolverá.

${message}$