Nuevos modelos de trabajo híbridos
icon

Nuevos modelos de trabajo híbridos

Corporate
Innovación Organizativa
UtopicSCHOOL

El modelo de trabajo de la mayoría de las empresas, sobre todo el de las grandes y las más tradicionales, siempre ha sido principalmente presencial, con un único head quarter como oficina, horarios de trabajo fijos y poca flexibilidad.

En el último año y medio todas las organizaciones a nivel mundial han experimentado el trabajo en remoto de forma forzosa, y esto ha puesto en duda muchos de los paradigmas del mundo del trabajo tradicional. Pero, sin embargo, en los últimos meses, después de haber recogido muchos errores y aprendizajes en el camino, ha llegado encima de la mesa de muchas organizaciones la posibilidad de un nuevo modelo que combina las ventajas del trabajo en remoto y el presencial: el modelo hibrido.

Este modelo, que en principio consiste en alternar días de trabajo presencial con días de teletrabajo, tiene sus ventajas y retos.

Ventajas

  • Ahorro de costes: tanto para la empresa en términos de infraestructura, oficina y servicios, como para los empleados en el coste de tiempo de los desplazamientos.
  • Mayor conciliación: la flexibilidad de horarios y el alternar de días de teletrabajo con la oficina facilita la conciliación personal y profesional.
  • Mejores relaciones y dinámicas de equipo: el hecho de tener días concretos para encontrarse en la oficina mejora las relaciones entre las personas, los encuentros son más ricos y están enfocados en aportar el máximo valor.
  • Aumento de la productividad: muchos estudios indican que las personas se vuelven más productivas cuando pueden teletrabajar para desarrollar las tareas individuales y que requieren más foco y en presencial para trabajos colaborativos y creativos.
  • Atraer y retener talento: la flexibilidad es un beneficio muy valorado hoy en día entre las personas, por lo que ofrecer un modelo hibrido contribuye a la atracción y la retención de talento.

Desafíos

  • Definición de un modelo: hay que definir muy detalladamente el modelo de trabajo elegido y ser coherente en su desarrollo en la organización.
  • Necesita mucha claridad: este tipo de modelo levanta muchos interrogantes sobre cómo gestionar diferentes tipos de situaciones laborales, por lo que requiere de mucha comunicación y claridad en las medidas y procesos a realizar.
  • Puede generar desigualdad: dependiendo del modelo elegido, es cierto que este formato puede crear situaciones donde en el mismo momento haya algunas personas de la empresa que se encuentren trabajando desde casa y otras en la oficina o, dependiendo del grado de decisión que tenga cada equipo, se trabaje con diferentes condiciones según la elección de sus lideres.
  • Regulación no adaptada: una última desventaja es que todavía la regulación de este modelo no está del todo desarrollada en cuanto a las medidas de control horario o las herramientas de trabajo a ofrecer a los empleados para asegurar un trabajo desde casa óptimo.

Sin duda, una de las claves en la introducción de un modelo hibrido exitoso es generar dinámicas de trabajo por objetivos y relaciones interpersonales basadas en la confianza. Considerando los pros y los contras de este formato híbrido de trabajo, es muy importante que cada empresa elija el modelo que mejor se adapte a su realidad, tanto a nivel de cultura como de negocio.

Tipos de modelos híbridos

  • Oficinas con flexibilidad limitada: la oficina es el head quarter y todo lo importante sucede en presencial como reuniones, discusiones, formaciones, etc. En las oficinas es donde los equipos colaboran, trabajan, lideran y se construye la cultura. Y se teletrabaja desde casa 1 día a la semana como máximo. Este era el modelo que muchas empresas tenían antes de la pandemia.
  • Oficina con mucha flexibilidad: la oficina sigue siendo muy central en el modelo de trabajo, pero se puede teletrabajar entre dos y tres días desde casa donde se pueden realizar tareas que requieren más concentración. Las personas suelen ir a la oficina para alinearse y colaborar.
  • Remoto primero: en este caso se suelen utilizar espacios flexibles de trabajo, combinando el head quarter con otros entornos. La mayoría del trabajo se hace en la distancia, y el liderazgo de equipo y la cultura sigue viva en la distancia. Las personas tienen claras las reglas de trabajo colaborativo, comunicación y tomas de decisiones, que pueden hacer tanto de forma asíncrona como síncrona.
  • Sin oficina dedicada: en este último caso no existe una oficina central, sino que los empleados pueden acudir a espacios flexibles de trabajo o hacer homeoffice según sus necesidades, cuando quieren salir de casa o cuando necesitan reunirse.

Utopicus Híbrido

 

Lo que está claro es que no hay un modelo de trabajo híbrido perfecto, cada uno será más interesante dependiendo de la cultura, la historia, la visión y el negocio de cada empresa. Lo importante en estos casos es, una vez definido el modelo, ser muy claros en cómo va a funcionar y cómo va a afectar a los empleados: cómo se utilizan los espacios, cómo se colabora, cómo son las reuniones y se acompañan a los equipos o cómo se sigue viviendo la cultura.

Para este proceso, es recomendable hacer sesiones estratégicas de co-creación para una guía de uso o PlayBook que incluya las nuevas reglas, procesos y formas de trabajo relacionadas para así poder generar engagement y mejorar la alineación de los objetivos de la empresa con los empleados.

Para conocer los pasos claves para definir tu modelo de trabajo hibrido, participa en nuestra próxima Masterclass el 29 de septiembre, donde Costanza Vannutelli, Head of UtopicSchool, te dará las claves para crear este modelo adaptado a tu organización. ¡Apúntate aquí!

Contacto

¿Tienes alguna duda sobre las tarifas, ubicación de nuestros espacios o de algún servicio...?

No te preocupes, nuestro equipo te la resolverá.

${message}$