La importancia de una estrategia de trabajo flexible

La importancia de una estrategia de trabajo flexible

Compártelo

Un entorno de trabajo flexible es un compromiso por parte de todos para satisfacer todas las necesidades – las del empleado y las del empleador (y empresa). Es la capacidad de adaptarse a una época de cambios constantes, sobre todo en lo que respecta al cómo y cuándo trabajamos. Es el entender que el bienestar de todos es la clave para el buen funcionamiento. Es el ir a la par de la evolución.

 

Probablemente a los niños de dentro de unos años, acostumbrados a su mundo fluido y flexible, le sonará a chino el pensar que en un tiempo se trabajó con horarios y lugares fijos. “¿Por qué hacían eso, si cada persona tiene unas necesidades y condiciones de vida diferentes, y adaptarse a ellas fomenta su productividad?” nos preguntarán. “Porque nuestra tecnología avanzaba, pero nosotros aún no estábamos preparados para trabajar con ella y beneficiarnos de las nuevas oportunidades que proporcionaban. Tuvimos que desaprender lo aprendido y reaprender a trabajar con nuevos mindsets y fórmulas. Y aunque antes de la pandemia nos íbamos adaptando poco a poco, la obligación de hacer un sprint a lo digital de la noche a la mañana nos obligó a ponernos las pilas. Nunca nada volvió a ser igual. Existían los que iban improvisando, apagando fuegos a medida que aparecían, y también los que se dieron cuenta en seguida de la necesidad de crear una estrategia de trabajo flexible que asegurara el éxito y permitiera a la empresa y a sus individuos crecer y prosperar” les responderemos (bueno, tal vez se lo explicaremos con menor detalle en menos de 30 segundos para evitar que se conecten a la última edición del juego de realidad virtual de moda antes de que acabemos de hablar, pero esperamos haberos transmitido la idea).

 

El Covid-19 nos obligó a casi todos a ser de aquellos que apagaban fuegos. El 42% de las PYMES en España (motor de la economía del país) no estaban preparadas para teletrabajar, por lo que no les quedó más que improvisar.  En el mundo ideal todos habríamos podido elaborar e implementar un plan de transformación paso a paso pero pocos tuvimos ese lujo cuando pasamos de la cultura de oficina a entornos de trabajo en remoto inmediatamente.

 

La buena noticia es que no es demasiado tarde. Aún estamos a tiempo para beneficiarnos de una estrategia de trabajo flexible que permita aumentar la productividad y colaboración entre equipos al mismo tiempo que fomentar la motivación y el engagement, atrayendo y reteniendo de esta manera al mejor talento.

 

Ya lo están haciendo las grandes tecnológicas. Lo vemos en el reciente comunicado de Hubspot, por ejemplo, que anuncia que a partir de enero 2021 los empleados podrán elegir entre tres modalidades de trabajo diferente (@work, @flex o @home) y su pack de beneficios no dependerá de la localización. Además, la empresa fomenta el training para que todos los líderes aprendan a desarrollar equipos de alto rendimiento en remoto y trabaja en crear una experiencia onboarding en remoto tan potente como la presencial. 

 

Una estrategia de trabajo flexible no solo permitirá a las empresas navegar en un mundo marcado por la incertidumbre con más confianza y preparación, sino que permitirá atraer, entrenar y retener a los mejores talentos. Pero para posibilitar un entorno de trabajo flexible, hay que flexibilizar tanto la estructura (herramientas de trabajo, espacios, kits de trabajo) como el contenido (líderes y equipos).  Un entorno de trabajo flexible requiere:

  • Liderar de forma distribuida, desde la confianza
  • Crear una cultura colaborativa online/offline de forma ágil, creativa e innovadora
  • Organizarse de forma innovadora y estar a la par de las últimas tendencias del trabajo
  • Asegurar un plan que fomente la conciliación de la vida laboral y personal
  • Una excelente comunicación en toda la empresa– documentación de aprendizajes y proyectos, procesos de feedback, transparencia….

 

El rol de los recursos humanos toma más relevancia que nunca en un entorno flexible pues el éxito depende de no solo de cómo se gestionen los recursos tecnológicos sino, principalmente, de cómo se gestione el talento. La estrategia de cambio al trabajo flexible debe de ser diseñada por un comité estratégico que cuente con el expertise humano.

 

Por ello y con el objetivo de formar a una generación de líderes del cambio hacia el trabajo flexible que fomente el crecimiento de las empresas españolas, desde UtopicSchool hemos lanzado Remote & Flexible Work Strategy en colaboración con Asociación Española de Recursos Humanos (AEDRH). Este programa pretende acompañar a directivos de Recursos Humanos a elaborar e implementar la flexibilidad laboral en sus empresas, pasando por nuevos modelos de trabajo, de liderazgo, de cultura, de comunicación. A través de cuatro módulos y durante un mes, un grupo de profesionales explorará los retos de la cultura de trabajo en remoto, las tendencias en cuanto a habilidades y metodologías, los modelos y entornos que facilitan el trabajo flexible y la comunicación y liderazgo que requieren los tiempos de incertidumbre.

 

En palabras de Jesús Torres Mateos, Presidente de la Asociación Española de Directores de Recursos Humanos y Director de RRHH para el Sur de Europa de Rentokil Initial España “Ahora más que nunca, el centro de toma de decisiones de las empresas está en las direcciones de recursos humanos, es el momento de potenciar aún más, como Asociación, el fomento y desarrollo de la función del director de recursos humanos dentro de la empresa. Apoyar a todos nuestros asociados aportándoles conocimiento, ideas y soluciones prácticas que puedan implementar en sus organizaciones. Por ello estamos muy satisfechos de esta sinergia con UtopicSchool, seguros que a través del Remote & Flexible Work Strategy aportaremos contenido y conocimiento a nuestros asociados y personas de sus equipos”.

 

Si quieres más información sobre el programa, haz click aquí.