Desconectar para volver a conectar | Utopicus
icon

Desconectar para volver a conectar

Corporate
Coworking
Health & wellbeing
Innovación Organizativa
UtopicSCHOOL

Aunque en ocasiones nos cueste admitirlo, conseguir desconectar de verdad durante las vacaciones se está convirtiendo en un reto de lo más complicado. Acostumbrados a estar siempre disponibles y en línea, nos resulta cada vez más difícil cambiar el foco y dejar de lado nuestras responsabilidades laborales.

Sin embargo, no hacerlo puede traer graves consecuencias en nuestra salud. La OMS ya ha reconocido el “burnout” o desgaste profesional como una enfermedad, que conduce al estrés crónico. Mantener nuestro cerebro en alerta permanente y no permitir que se relaje, aumenta nuestros niveles de cortisol, afectando a nuestro rendimiento físico e intelectual, y en definitiva a nuestra salud mental.

Este verano queremos ayudarte a que tomes consciencia y así poder disfrutar de tus vacaciones de manera inteligente. Para ello, hemos recopilado algunos consejos sencillos que te ayudarán a reconectar contigo mismo y con tu entorno y a tener una relación más saludable con tus obligaciones.
 

1. Conectar contigo mismo

El primer paso para disfrutar plenamente de tus días libres es tomarte un tiempo para pensar en ti, comprender cómo estás, qué necesitas y si hay algo que quieres sanar. Por eso, antes de empezar a organizar planes, es importante parar, desconectar el modo automático y ser consciente del punto en el que te encuentras.

Para eso, te recomendamos que dediques una mañana a “no hacer nada”. Puedes dar un paseo, meditar, ver una serie, leer un libro... pero no lo planifiques. Limítate a hacer lo que te apetezca en cada momento, sin pensar en todas tus tareas pendientes. Conforme vayas despejando la mente, irás conectando mejor con tus necesidades, preocupaciones, ilusiones y descubrirás qué es lo que tu cuerpo y tu mente te piden.

¿Alguna vez se te ha olvidado lo mucho que te gustaba algo? Un deporte, una película, una receta, hacer manualidades... Debido a la rutina a la que muchos estamos sometidos, solemos entrar en bucle y hacer siempre lo mismo en nuestros momentos de ocio, pero la verdad es que no hay nada mejor que redescubrir algo que te encanta y te llena de energía. Haz una lista con todo lo que disfrutas de verdad, y lo más importante, búscale un hueco en tu agenda
 

2. Conectar con tu entorno

Pasar tiempo de calidad con tu familia y amigos es la mejor medicina para volver al trabajo en plena forma. Aprovecha las vacaciones para hacer los planes con ellos: viajes, comidas, excursiones... Pero ¡ojo!, no tires piedras sobre tu propio tejado e intenta que estén alineados con tus necesidades personales. Si, por ejemplo, has detectado que te hace falta dormir, evita salir hasta tarde todos los días, o al final seguirás arrastrando ese cansancio y no estarás conectado con lo que tú necesitas.

 

3. Conectar con tus obligaciones de manera inteligente y efectiva

A veces, por mucho que queramos, no podemos apartar del todo nuestras tareas profesionales. En ese caso, activa tu “modo avión”, limitando tu disponibilidad para los correos electrónicos y las llamadas de trabajo. Fija horarios determinados, por ejemplo, entre 9:00 y 10:00, y coméntaselo a tus compañeros para que sepan cuándo y cómo podrán contactar contigo, y así poder tener el resto del día libre. 

También te recomendamos hacer un informe de situación antes de irte, indicando en qué punto has dejado cada tarea y cómo acceder a la información necesaria. La comunicación es la clave del éxito en los equipos, así que asegúrate de que todos tienen claro en tu ausencia, cuáles son las actividades que quedan abiertas, preferiblemente agendando una reunión.

Por último, aprovecha las ventajas de la tecnología para dejar programado o automatizado todo el trabajo que puedas. Así no tendrás que estar pendiente a diario y te será mucho más fácil desconectar.

 

Con estas 3 sencillas recomendaciones, estamos seguros de que podrás tomarte este tiempo tan necesario y bien merecido para reconectar contigo mismo y reforzar tu motivación.


¡Disfruta del verano!

Y nos vemos a la vuelta de las vacaciones para seguir trabajando juntos en el desarrollo de habilidades que nos impulsan a ser mejores profesionales y personas.
 

Contacto

¿Tienes alguna duda o necesitas más información?

Escríbenos y nos pondremos en contacto contigo.

${message}$