El Tercer Espacio

El Tercer Espacio

Share this

Las maneras de trabajar han cambiado mucho a lo largo de los años. Los entornos laborales han ido evolucionando y transformando para satisfacer las nuevas necesidades que surgían entre los profesionales.

Hasta hace un siglo, las oficinas eran concebidas como lugares de trabajo para aquellos que desempeñaban tareas puramente administrativas. El espacio estaba diseñado con gamas cromáticas neutras y con tabiques en forma de separadores entre los puestos de trabajo que dificultaban la comunicación entre los trabajadores.

Desde entonces y hasta hoy, los espacios de trabajo se han convertido en el segundo lugar donde más horas al día pasan las personas, seguido por sus hogares. Y es precisamente en el afán por distinguir estos dos lugares cuando surge el concepto de “tercer espacio”, un término que fue acuñado por primera vez por el sociólogo Ray Oldenburg en la década de los 80 y cuyo objetivo es el de fomentar las relaciones interpersonales para mejorar el bienestar de todos los profesionales.

Esta acepción forma parte hoy en día de la esencia de muchos espacios de trabajo y así lo confirma Miguel Tello, del equipo de Arquitectura de Utopicus, quien asegura que, “gracias a diferentes herramientas de diseño, en Utopicus se consigue crear este tercer espacio a través de puntos de encuentro que favorecen la interactuación con el resto de usuarios”.

Un ejemplo de ello se encuentra en los aseos de espacios como Utopicus Orense (C/Orense, 62) o en una de nuestras próximas aperturas, donde la distribución permite que, antes de entrar a la zona de chicas o chicos, haya un primer vestíbulo común con lavabos donde poder entablar conversaciones informales o escribir ideas y mensajes en la pared para el resto de la Comunidad.

Utopicus Orense

Otro de los puntos de encuentro de Utopicus que se materializan en terceros espacios son los denominados Club, las zonas de trabajo flexible más sofisticadas de los espacios, y los puntos de impresión, que de manera natural reúne a los profesionales a su alrededor y sirve también como lugar donde incorporar los tablones de anuncios para las comunicaciones.

Por su parte, Madrid In Love, el estudio de arquitectura encargado de diseñar Utopicus Gran Vía – Cibeles y Utopicus Príncipe de Vergara, afirma que la integración de los terceros espacios en las oficinas flexibles de Utopicus es posible gracias a la realización de diversos estudios previos sobre cómo el posible desplazamiento de los coworkers dentro del espacio para “detectar qué puntos de encuentro pueden tener en común y así poder fomentar esas relaciones”. 

A través de estos estudios, Madrid In Love concluyó que los “hot spots” o los puntos en los que se cruzan todas las circulaciones de los profesionales se convierten de forma automática en enormes terceros espacios donde las personas interactúan, como por ejemplo las escaleras principales de Utopicus Príncipe de Vergara.

Utopicus Príncipe de Vergara

Sin embargo, para la icónica arquitecta Idoia Otegui, el tercer espacio es aquel lugar donde no solo se producen intercambios de información, si no que además es donde se generan discusiones y conflictos que avivan el potencial creativo.

A través del diseño de espacios como Utopicus Francisco Silvela (C/Francisco Silvela, 54), Idoia Otegui asegura que la integración de los terceros espacios en las oficinas flexibles de Utopicus se produce gracias a la “creación de espacios con recorridos circulares y transversales que refuerzan la idea de movimiento y que a su vez influyen en cómo se relacionan las personas en esos espacios, permitiendo tanto su propia independencia como la conexión con el resto de ambientes”.

Utopicus Francisco Silvela

El mobiliario es otra de las piezas fundamentales para conseguir estos terceros espacios. Y es que para Actiu, la empresa responsable del mobiliario de oficina de Utopicus, “este concepto no se refiere solo a un espacio físico, sino también a una acepción más inmaterial, a esa comunidad que se crea alrededor de ese espacio”, afirma Soledat Berbegal, Consejera y Responsable de Reputación Corporativa de la compañía.

Aseguran que son lugares diseñados para ofrecer una experiencia única a las personas en forma de puntos de encuentro muy cuidados donde la elección de materiales, el diseño y el interiorismo tienen un papel clave. Es por ello que todos los productos de Actiu están fabricados bajo el denominado Cool Working, es decir, para “favorecer la eficiencia y el bienestar de los usuarios y dar solución a todos los estilos de trabajo que se quieran adoptar en estos terceros espacios”.

Utopicus Príncipe de Vergara

En definitiva, los terceros espacios son aquellos lugares donde se producen las relaciones sociales y potencian la creatividad a través de la colaboración entre los usuarios.

Para Utopicus contar con espacios de trabajo basados en la flexibilidad les permite ofrecer estos terceros espacios que se materializan de forma natural en los múltiples puntos de encuentro para que los profesionales intercambien opiniones y donde, además, en estos meses pueden sentirse tranquilos y seguros gracias a los protocolos de seguridad e higiene implantados en los espacios y certificados por AENOR.